Tu Hotel en Segovia, a 4 minutos a pie del centro y del Gran Acueducto Romano

Wifi

Menú

MEJOR PRECIO Y CONDICIONES GARANTIZADO

Reserve ahora en nuestra web o por teléfono y obtendrá:

- Upgrade de habitación (Mejor habitación si disponible a la llegada)


- Late check-out gratis sujeto a disponibilidad (Salida hasta las 15hrs)


- Botella de agua gratuita en habitación, detalle de bienvenida.


Ofertas Especiales

Recibe nuestras mejores ofertas en tu email.

PROGRAMA PARA GRUPOS

Oferta para grupos

Haz click para más información

Gran Muralla de Segovia: origen y conservación

88c6ef0294f78865a0fe944b699183b8

El Gran Acueducto Romano le vale a Segovia ser marcado como uno de los destinos culturales más importantes del mundo, pero lo cierto es que su sombra no solo oscurece el relieve de la Gran Muralla segoviana si no que, también, su presencia histórica de puertas para afuera. Y no es que quite valor a la muralla, es simplemente que desvía la atención. Más 3 kilómetros de piedra alrededor del casco histórico se muestran imperturbables ante el paso del tiempo fruto del destino -mucho más que de la casualidad- porque las labores de restauración, espectaculares desde el primer momento, bien le han valido ser de las pocas murallas medievales conservadas en este estado, y no solo en España.

El temprano origen de la muralla se remonta al siglo II d.c., en plena crisis del Imperio Romano. Las posesiones imperiales eran la prioridad de estos pobladores -corto para describirles- y la integridad de las mismas pasaba por su amurallamiento. Para ellos la benevolencia ofensiva a la que se veían obligados los atacantes por culpa de la gran meseta, no era suficiente y, de nuevo, lograron una medalla por ser los primeros en tener que amurallarla.

435d0985aef0dc7ebcadbdbf2a7b2ab6

El trazado lo continuó Alfonso VI durante la reconquista cristiana de 1088, pero tristemente no es eso lo que ha llegado a nuestros días porque las necesidades -y mentalidades- del siglo XIX acabaron por derribarla (no en su totalidad). Pero fue también la mentalidad global, y su positiva evolución histórica, lo que marcó el punto de inflexión por el que renace la muralla ya que a partir de aquí se comenzó a cuidar tal y como se viene haciendo hasta hoy: ¡con “mimo”!

Extra:

¿Sabías que para la construcción de los 3 kilómetros de muralla de Segovia se utilizaron lápidas de la Necrópolis Romana? Fue en menor medida que el resto de materiales pero no deja de sorprender.